SEMIFINALES COPA FEXB JUNIOR

SAN ANTONIO CACERES BASKET 72 – GRUPO PREVING BCB 52 ( 19-16;38-23; 55-41;72-52)

 Derrota de los pupilos de Moncho Galavís, en las semis de COPA FEXB JUNIOR. La derrota en casa ante FD Mérida nos colocó en cuarta posición en la primera vuelta de la liga y por tanto, “ bailar con la más fea” en las semifinales de Copa.

Nuestros chicos hicieron el mejor partido de la temporada, en el momento oportuno, algo que debe servir como impulso para todo lo que queda de campeonato. Álvaro Mancera, pudo finalmente jugar, aunque no al 100% aún y su equipo lo notó ( 13 puntos). También buen partido en ataque de Mario Gil ( 13) y Manu Márquez (10) . Pero sobre todo destacar la labor defensiva de todo el equipo ( jugaron los 12) durante los 40 minutos.

Comenzamos dominando el marcador y el juego ( 2-6 minuto 4) obligando al San Antonio a pedir tiempo muerto. La defensa era de 10, y el ataque, con el pnroll central, hacía estragos constantemente con un gran Mario Gil y Marino ( 15-16). Pero la gran plantilla colegial hacía que cualquier jugador es capaz de meter a su equipo en el partido rápidamente y así fue ( 19-16 primer cuarto).

Con los dos africanos colegiales en pista ( KASSE 2.00 Y FALL 2.08) volvimos a retomar el mando del partido 21-22 minuto 5 del segundo cuarto. Y aquí es donde se nos fue gran parte del sueño con unos grandes minutos de los extranjeros donde no pudimos/supimos parar, nos encajaron un parcial de 17-1 llegando al descanso 38-23, demasiada diferencia para lo visto en la pista.

Tras el descanso, los nuestros no se rindieron y apretaron aún más las líneas defensivas en todos los aspectos ( 47-38 minuto 8) con grandes minutos de nuevo en ataque de MANCERA-MARQUEZ-GIL ( la MMG???)…por desgracia, San Antonio hizo un último minuto extraordinario en ataque, llegando al final con 55-41.

En el último cuarto el MARCADOR NO SE MOVIO en 4 minutos, de tal forma que a falta de 6 minutos seguíamos en 55-41  con la esperanza aún de meternos en el partido de lleno, pero no pudo ser, nuestro desacierto en ataque estos instantes nos llevó a que las rentas no bajaran, incluso aumentaran en el último minuto. Finalmente 72-52 en un partido que dimos la cara de principio a fin y que debe ser el comienzo para empezar a creer que se puede intentar gestas más grandes.